La Policía Federal brasileña arrestó este jueves al ex presidente Michel Temer(2016-2018) en un caso vinculado al Lava Jato, como es conocida la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil y que destapó un gigantesco escándalo de desvíos de la petrolera estatal Petrobras. Se trata del segundo ex mandatario en ser apresado por causas de corrupción, después de Lula da Silva.

La detención de Temer fue ordenada por el juez federal de Río de Janeiro, Marcelo Bretas, que también solicitó el arresto del ex ministro Wellington Moreira Franco, un importante colaborador del ex presidente y su correligionario en el partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB).

La Fiscalía llegó a solicitar dos veces ante la Corte Suprema la apertura de juicios por corrupción contra Temer pero el Congreso se negó a autorizar los procedimientos, por lo que todas las causas en su contra dependían de la pérdida del fuero privilegiado con el fin de su mandato.

El Lava Jato, la operación que destapó las corruptelas en Brasil, cumplió cinco años el domingo pasado. Lo que comenzó como una investigación por irregularidades en casas de cambios terminó por destapar una red que ha salpicado a ex ministros, diputados, ex gobernadores y ex mandatarios, entre ellos Michel Temer, Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva.

 La operación salió a la luz pública en marzo de 2014, tras la captura de una veintena de personas, aunque las investigaciones se remontan a julio de 2013, cuando la policía de la ciudad de Curitiba, en el sur del Brasil, descubrió una red de lavado de dinero que funcionaba desde puestos de lavado automático de autos (Lava Jato).

Desde entonces, la Justicia ya ha dictado sentencia en 50 procesos e impartido 242 condenas contra 155 personas. La suma de las penas totaliza 2.242 años y 5 días.

Fuente Infobae.