Los países del G20 concluyeron este sábado su cumbre con un pronunciamiento “a favor de los fundamentos del libre comercio” y del “crecimiento económico” en medio de las tensiones globales, según Japón, el país anfitrión de la reunión.

Los líderes del G20 “estuvieron de acuerdo en su determinación por favorecer el crecimiento económico” y mostraron su “ansiedad y descontento en el contexto de globalización” y por “el sistema comercial global”, dijo el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en una rueda de prensa al término de la reunión de dos días.

El Grupo de los Veinte “fue capaz de reafirmar los fundamentos del libre comercio”, según Abe, quien destacó en particular el respaldo del G20 a “lograr mercados abiertos, libres y no discriminatorios” y “un terreno de juego justo”.

“Es difícil encontrar una solución a tantos desafíos globales de una vez, pero hemos logrado mostrar una voluntad común en muchas áreas”, afirmó el primer ministro nipón.

Los mandatarios también reconocieron los “claros riesgos a la baja en la economía global”, según Abe, quien añadió que los países del G20 “estuvieron de acuerdo en su determinación por favorecer el crecimiento económico” y de “reformar la Organización Mundial de Comercio”.

El comunicado final acordado por los líderes señala “la intensificación de las tensiones geopolíticas y comerciales”, pero en el texto no se incluye ninguna mención al auge del proteccionismo, en el actual contexto de conflictos comerciales entre Estados Unidos y China y otros países.

“El crecimiento global parece estar estabilizándose, y en general se espera un repunte moderado más adelante este año y en 2020”, señala la declaración conjunta del G20, que también se compromete a “afrontar los riesgos” derivados de las tensiones antes mencionadas y a “emprender más acciones” si fuera necesario.

Fuente Infobae.