El gobernador estableció un tope de 50.000 pesos para los sueldos de marzo de sus funcionarios. Pidió una actitud similar a los legisladores y miembros del Poder Judicial. También podrán adherir aquellos empleados que, en algunos casos, perciben un salario superior al de los cargos políticos.

«Dada la situación que estamos viviendo, he decidido que los funcionarios políticos del Gobierno de Mendoza cobrarán sus sueldos hasta la suma de pesos cincuenta mil ($50.000) en el mes de marzo», anunció el gobernador Rodolfo Suarez en sus redes sociales.

Concretamente, este domingo Suarez firmó el decreto 434/2020 en el que dispuso un recorte de los salarios de los funcionarios atendiendo a la situación de emergencia. Fueron exceptuados los funcionarios del Ministerio de Seguridad y del Ministerio de Salud. 

El gobernador de Mendoza explicó que «el resto del sueldo (todo lo que exceda los 50.000 pesos) será depositado en una cuenta cuyo destino exclusivo será la compra de insumos para la emergencia sanitaria, así como la emergencia económica que esto genera».

Asimismo, Suarez invitó al «Poder legislativo y Judicial y a funcionarios constitucionales, directores y gerentes de empresas del Estado, entes reguladores e inclusive a empleados públicos con altos sueldos, no afectados en forma directa a la emergencia, a tomar la misma medida atento a la extraordinaria situación que vivimos».

Cabe destacar que Santa Rosa y Junín se sumaron a la medida adoptada por el gobernador.