¡Hay una escuela en mi huerta! Desde hace un tiempo alumnos de la escuela Libertador Simón Bolivar trabajan en proyectos que ayudan a fortalecer su vínculo con medio ambiente en pos del respeto y el cuidado.  

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Son chicos y chicas de 5° año, que como parte de la currícula deben diseñar un proyecto, establecer objetivos, metodología y a lo largo del año vincularlo con los diferentes espacios curriculares. Algunos eligieron trabajar en la producción agrícola a través de una huerta orgánica y otros analizan la relación del hombre y las plantas desde un invernadero que se construyó el año pasado en la institución.

La docente a cargo del proyecto, Soledad Brandi, comentó a 2634 que con el inicio de la temporada de invierno, los alumnos comenzaron a replantar el kit del INTA «Pro Huerta» con las semillas aptas para la época. Con el cuidado y el riego correspondiente obtendrán arvejas, habas, cebolla, lechuga, acelga, rabanitos, entre otros.  Además, la docente destacó que en setiembre van a sembrar quinoa, rúcula y algunas aromáticas.

Los alumnos buscan estudiar la importancia de la soberanía alimentaria, es decir el derecho de las personas de poder cosechar su alimento y poder decidir qué consumir y cómo producirlo. También, analizarán el impacto económico de generar la propia verdura en el hogar a diferencia de tener que salir a comprarla.

Por otro lado, las alumnas que trabajan en el invernadero buscan establecer cuál es el vínculo entre el hombre y las plantas y el beneficio que generan a la humanidad como medicina natural, cosmética, alimento, entre otras.

Además, sus compañeros de 4° año están haciendo compostaje de residuos orgánicos. Trabajan en una compostera que hay desde el año pasado en la institución. Y otro grupo está organizado en torno al reciclado, utilizando botellas que serán almácigos para los grupos de la huerta y el invernadero.

Por redacción.