Las petroleras volverán a aumentar los precios de combustible en agosto, se prevé un incremento de entre el 2% y el 2,5%. 

Este nuevo aumento tiene que ver con la aplicación del impuesto que el Gobierno nacional decidió desdoblar para moderar el impacto en los bolsillos. En julio, las petroleras aumentaron un 2,5% los valores de las naftas y un 1,75% el gasoil. En agosto se aplicará el porcentaje restante.

Las petroleras también buscarán recomponer las tarifas, ya que consideran que los precios están atrasados un 10%, en relación al dólar y al precio internacional del petróleo.

Fuente: Infobae