Así lo expresa Iván Zamorano, ex jugador de fútbol y actual periodista del grupo Televisa. Estuvo en la Copa América y compartió sus visiones sobre el fútbol actual en el continente y en su Chile natal.

La llegada al Maracaná de Río de janeiro era un hito para la historia de Informe 4 y 2634 diario. Tomar, oler, sentir historia del fútbol. Quizás vigilia. Esperando que se encienda el próximo viernes la magia de Messi, se conecte una Selección que refleja una cadena de cuestionamientos que comienzan en Buenos Aires y el factor suerte que siempre es fundamental para acompañar la victoria. Mientras tanto, asistimos a presenciar el partido de Uruguay frente a Chile y la sorpresa fue mayor al compartir mesa de trabajo periodística con Iván Zamorano.

El bambam como le dicen aquellos de más de treinta y cinco. Jugó en Real Madrid, en Sevilla, en Inter de Milán, en América de México, consiguiendo copas y medallas. Es el goleador histórico de la liga Suiza y se consagró de joven y retiro vistiendo la casaca del Colo Colo. No hay chileno que no lo conozca y futbolero que no nombre una jugada suya en la roja que iniciara el proceso que hoy conocemos. Consiguió bronce en juegos olímpicos de Sídney, tercer puesto y segundo en Copa América.

La dupla SAZA con el complementario Marcelo Salas será una postal de las transmisiones televisivas más importantes de los presentadores de los años 90. FIFA lo reconoció como una de las estrellas del Siglo XX y Conmebol lo mantiene como un referente del balompié. Nosotros atrás y él con la nueve, diagramando la táctica que le ponía en el pizarrón su DT Nelson Acosta. No pudimos no pasarle la pelota y preguntarle sobre fútbol. Allí compartimos la entrevista.

¿Iván cómo estás viviendo esta Copa América?

  • ¿Yo o Chile?(risas) Imagínate uno siempre goza viendo jugar fútbol. Estar cerca de una cancha de fútbol, ver a Chile, con los mismos nervios y la misma ansiedad que cuando jugaba al fútbol. Feliz de estar compartiendo esta Copa América y que Chile siga siendo protagonista eso es lo más importante.

¿Ya está clasificado, tranquilo y este es un partido importante frente a Uruguay?

  • Tenemos un margen de tranquilidad que te da la clasificación y esperar con mucho más entretenimiento lo que viene más adelante. La idea es seguir buscando ese nivel futbolístico que nos llevó a ganar el bicampeonato en años anteriores (Copa América). Con mayor razón tenemos que sostener el papel de Chile y en este caso tuvimos que hacerlo frente a la Selección de Uruguay que servirá para medirte cómo estar.

¿Qué cambió de aquel juego al juego de hoy en Sudamérica?

  • El fútbol avanza como es la vida y busca de ir progresando como hacemos los seres humanos. El fútbol hoy es más físico una cosa que tiene que ver más con jugadores que llegan a este tipo de competición y viene con un arrastre de setenta o setenta y cinco partidos. Eso hace que a lo mejor el nivel que uno espera no es el mismo. Los técnicos eran antes mucho más liberados de los sistemas de las tácticas. Era un fútbol más libre con más posibilidades de desarrollar un buen espectáculo. Los técnicos no arriesgan mucho, juegan a tratar de esperar, a tratar de defenderse. Son muy pocos los que tratan de atacar y proponer algo distinto.

¿Pasa qué los procesos no se respetan?

  • Bueno, en Sudamérica qué proceso se respeta. No se respeta nada, los resultados van de acorde. A un técnico no se le espera mucho y los técnicos van de acuerdo a los resultados. Claro, cuando uno ve equipos europeos y mantienen un técnico doce o quince años te das cuenta la diferencia. Salvo a Uruguay que ha mantenido al maestro Tabarez, los demás equipos han cambiado todo y porque las necesidades buscan nuevas posibilidades.

¿Te hubieses adaptado al fútbol actual?

  • El nueve hoy, el jugador de área o que finaliza el 90 por ciento de las jugadas, está un poco en extinción. Yo creo que me adaptaría, pero las tácticas han hecho que el número 9 estén en toda la cancha. Messi no es nueve, Cristiano no es nueve, y yo creo que hoy se agradece cuando hay un equipo con cuatro tres tres como el Bayer Munich. Yo me hubiese adaptado perfectamente. Que me hubiesen tirado al área, centros yo hubiese convertido.

¿Cómo ves esta selección de Chile?

  • Estamos tranquilos. Creo que si bien es cierto llegamos con ciertas dudas, esas se han ido minimizando. Contra Japón y Ecuador fueron buenos. Tenemos la tranquilidad frente a Uruguay. Los muchachos van a seguir insistiendo en una forma de juego que nos llevó a ser campeones de América.

 

Entrevista: Informe4 para 2634diario