Se confirmó en el día de hoy, que el astro brasileño abandona las filas del Barcelona para incorporarse al París Saint Germain de Francia.

¿Son esos 222 millones de € que pondrá el PSG y los otros tantos que recibirá el jugador que lo movilizaron para cambiar de aires? ¿o se canso de ser la sombra de La Pulga?. Es que por mas que sus actuaciones fueron brillantes en el conjunto Culé, que siempre sostuvo su imágen de segunda guitarra de Messi y que conformó uno de los mejores tríos de la historia del fútbol mundial, la famosa MSN, parece que el ex Santos eligió el camino de ser comandante y primer protagonista de algún equipo de élite mundial, como ya lo hizo en su selección siendo capitán, ganando la medalla de oro en los Juegos Olimpicos y depositándolo con varias fechas de anterioridad, en el mundial de Rusia 2018.

Si bien el argentino ya se despidió vía redes sociales y todo el tiempo demostró su gran amistad con Ney, todos los cañones apuntan a que basta con su simple presencia en el Barca para que nadie se anteponga ante el y su juego, pero por otro lado, fue notoria la baja de funcionamiento personal de Lío en estos últimos meses y la gran levantada de Neymar al mando del equipo Catalán dentro de la cancha, que por lo visto, no alcanzó.

Como seguirá el desarrollo del mejor jugador del mundo dentro de las canchas estará a la vista, como será el futuro del conjunto parisino con Neymar Jr como su estrella principal también lo veremos, se va de Barcelona por la puerta grande, con muchos títulos, goles y lujos en su lomo, y lo cierto es que quizás, como pocas veces en el fútbol, en esta ocasión, por la plata no bailó el mono.

Por Facundo Barocchi