El día de ayer, los docentes de primaria de Mendoza recibieron una capacitación sobre la importancia que tiene el ejercicio de la lectura para los niños pequeños, así como la comprensión de textos.

En esta capacitación se les comunicó la decisión de hacer obligatoria la lectura en clases, con el principal objetivo de mejorar la comprensión de textos, el vocabulario y la expresión, por lo que deberán destinar todos 20 minutos de su tiempo.

Volver a lograr que los niños tengan todas las habilidades que derivan de la prácticas de la lectura y del «hábito lector». El ejercicio de la memoria a corto plazo ya ha dado resultados negativos en el aprendizaje de los chicos, por eso se busca que lo comprendan para que establezca la relación de estímulo – respuesta en ellos.

«Se ha perdido la curiosidad y las ganas de leer, ya no quieren conectarse con un libro. A leer se aprende leyendo» así aseguró la Directora de Educación Primaria de la provincia.

Luego de esta nueva disposición, se lanzará una fuerte campaña en Mendoza para que los padres aprendan a desconectarse de la tecnología y dar el ejemplo, fomentando buenos hábitos de lectura en sus hijos y ejercitando el hábito lector.

Fuente: Medios.