Las persistentes lluvias complicaron el panorama de la escuela María Raquel Butera en la jornada de hoy. La institución amaneció inundada y las clases no fueron suspendidas. La supervisora que inspeccionó el estado de la escuela en horas de la mañana decidió que los chicos no ingresen pero que el personal docente y no docente cumpla con sus horarios.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

En tanto, hace instantes transcendió un video en donde se puede ver los pasillos llenos de agua y personal no docente que tuvo que cortar el suministro de luz por el gran peligro que se corría. «Chicos están por salir chispas ahí porque se están mojando los cables. Van a tener que cortar la luz. Acá también están todos los cables mojados».

Sin más palabras, las imágenes son contundentes.

Mirá el Video 

Por Redacción