Esta mañana, el personal que cobra los estacionamientos en el centro del departamento aprovecharon la fresca mañana para sorprender a la comuna.

Con una buena actitud y con ganas de celebrar la navidad, los trabajadores que se encargan de controlar y cobrar el estacionamiento hicieron su labor con gorros navideños. Rompiendo con la rutina, decidieron darle una grata sorpresa a los conductores sanmartinianos.

De parte de todo el personal, agradecieron por la «buena onda» y por las respuestas positivas que recibieron.

Un gesto acorde a la época de fiestas y que a la vez le da otro color a las labores diarias.

Por Redacción.