«Estoy eligiendo; que Dios me ilumine»,fue la frase de la jefa de terapia del hospital El Carmen de Chile, colapsado por el coronavirus.

Claudia Vega trabaja en el hospital y el lunes tuvo que elegir al paciente que ocupará la última cama de uso intensivo.

La pandemia de coronavirus​ avanza sin freno en Chile, uno de los países de la región más afectados. Y el colapso del sistema sanitario, advertido por el presidente Sebastián Piñera, llegó el lunes, al punto de tener que elegir quién ocupará la siguiente cama que se desocupe.  

«En este momento estoy eligiendo a la persona precisa, que sea más indicada», dijo a Canal 13 de televisión la doctora Claudia Vega, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos de ese centro de salud, ubicado en una populosa barriada pobre al suroeste de Santiago.

«Que dios me ilumine en esto y en base a la literatura que hemos visto, porque hay sugerencias a nivel Internacional, añadió.

El subsecretario de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, Arturo Zúñiga, admitió el lunes que el sistema hospitalario chileno, con sus 2.400 camas de uso intensivo con ventiladores mecánicos, «está al límite, a pesar de que duplicó el número de camas críticas desde marzo.

Chile, que en las últimas 24 horas sumó casi 5.000 nuevos infectados por el nuevo virus, alcanzó 73.997 contagios y 761 fallecidos.

«Es muy fuerte… Estamos llegando a los momentos en que hay que tomar decisiones fuertes», advirtió Vega, que resumió la situación del Hospital El Carmen. «Estamos sin disponibilidad de camas críticas, no tenemos más ventiladores. Estamos al límite.

Fuente: Clarín