Imagen ilustrativa

Se trata de Femitaxi, una red de vehículos que llevan y traen a mujeres que no se sienten seguras subiendo a un taxi conducido por un hombre.

En un contexto de acoso callejero permanente, un viaje seguro en un vehículo conducido por una mujer es una opción para escaparle a los acosos y posibles abusos especialmente en situaciones de vulnerabilidad. Incluso en las últimas horas se dio a conocer la denuncia de una mujer que fue transportada y violada por un taxista en Luján de Cuyo.

Según relató la referente de Femitaxi, por ahora se trata de dos socias que trabajan con el mismo auto. Las conductoras no quisieron dar a conocer su identidad por temor a represalias por parte de otros choferes tal como sucede con Uber.

«Femitaxi es un servicio diferencial del resto de los taxis comunes ya que está enfocado sólo a mujeres. Es una opción para las mujeres que deseen viajar cómodas, seguras y sin pasar momentos incómodos», explicó una de ellas.

Ella se refirió también a la aplicación Shetaxi que existe en otras provincias pero no se ha podido instalar en Mendoza por falta de conductoras: «sin embargo tomamos contacto con la creadora y estamos tratando de formar un equipo».

El servicio nació inspirado en un contexto social en el que el feminismo toma cada día más fuerza «tratamos de dar respuestas a las demandas sociales» sostuvo y completó que la idea de «prestar un servicio exclusivo para mujeres surge luego de observar el descontento generalizado entre nosotras sobre el servicio que prestan los choferes en la actualidad. No generalizo, por supuesto que existen tacheros que se desempeñan profesionalmente. Pero… ¿a qué mujer no le ha pasado algunas vez de subirse a un taxi y tener una mala experiencia?». 

Teléfono de contacto: 2612144630

Es cierto que en reuniones de mujeres, la seguridad física, especialmente sexual, y el acoso verbal es un tema de conversación recurrente. Este servicio, que funciona todos los días, con horarios rotativos y viajes agendados.

Según comentó la conductora: «hemos tenido una excelente recepción, ya que nuestras pasajeras se sienten cómodas y tranquilas al viajar. Además, saben que al agendar su viaje con anticipación ya lo tienen asegurado y no están como locas llamando en horas pico».

Generalmente se trata de «pasajeras de entre los 18 a los 35 años generalmente, mujeres que salen a bailar, estudiantes y en poca medida mujeres grandes, mayores de 50 años que asisten a eventos».

Femitaxi puede ser la solución para los acosos callejeros. Las mujeres comienzan a cuidarse entre si y buscan opciones para que sus derechos no sean vulnerados.

Fuente: Mendoza Post