El rapero hizo su presentación en la provincia con su disco “Caravana”. La improvisación no faltó y se metió en la polémica del agua.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

El reloj marcaba que apenas diez minutos habían pasado de la medianoche, cuando Valentín Oliva salió al escenario de Rivadavia Canta al País. El rapero, más conocido como Wos, se hizo esperar. El público, en su mayoría adolescentes, tuvo que aguardar por más de quince minutos desde el momento en que los locutores presentaron a su ídolo.

Con celulares en mano listos para filmar, unas diez mil personas aguardaban por el número principal de la noche del miércoles en el festival esteño. Con las luces del escenario totalmente apagadas, empezaron a corear su nombre para animarlo a salir a escena, pero nada.

La expectativa empezó a aumentar en el Complejo Deportivo Municipal cuando los primeros acordes de “Luz Delito” comenzaron a sonar. Hasta que el momento finalmente llegó: “Wosito” saltó al escenario vestido con una bermuda negra y una remera gris a cuadros y entonó la canción que alude al clásico de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. 

“¡Hola Mendoza! ¿Qué pasa con Rivadavia wacho?”, fueron las primeras palabras del del campeón mundial de la Batalla de Gallos 2018. Y La respuesta del público fue inmediata: todos empezaron a corear su apodo, agitando los brazos. 

Wos comenzó a soltar sobre la base que sonaba de fondo las palabras que le llegaban a su mente en ese momento. “Hay cosas para festejar y levantar la copa y otras que no nos copan. Por eso es que la gente de Mendoza le sobra la sopa. Para saber que no hay socio ni socia, que la plata no vale y el agua de Mendoza no se negocia”, lanzó polémico en medio del show, recordando así la frase de cabecera de quienes llevaron adelante su lucha contra el intento de modificación de la ley provincial 7722, durante los últimos días del 2019.