La investigación se realizó en la Universidad Estatal de Georgia y demostró que el antiviral MK-4482/EIDD-2801, o molnupiravir, es capaz de bloquear rápidamente el contagio del SARS-CoV-2.

El estudio fue publicado en la revista científica Nature Microbiology; allí se cuenta que el equipo de Plemper reutilizó MK-4482 / EIDD-2801 contra el SARS-CoV-2 y usó un modelo de hurón para probar el efecto del fármaco para detener la propagación del virus.Los ensayos tuvieron como base datos de hurones que se traducen en humanos.

Sobre estos ensayos, aseguran que los pacientes con COVID-19 tratados con el medicamento podrían volverse no infecciosos dentro de las 24 horas posteriores al inicio del tratamiento.

“Creemos que los hurones son un modelo de transmisión relevante porque propagan fácilmente el SARS-CoV-2, pero en su mayoría no desarrollan una enfermedad grave, que se parece mucho a la propagación del SARS-CoV-2 en adultos jóvenes”, aseguró el Doctor Robert Cox, becario postdoctoral en el grupo Plemper y coautor principal del estudio, de acuerdo a Science Daily.Este científico además aseguró que “desde el principio que MK-4482 / EIDD-2801 tiene una actividad de amplio espectro contra los virus de ARN respiratorios y que el tratamiento oral de los animales infectados con el fármaco reduce la cantidad de partículas virales diseminadas en varios órdenes de magnitud, reduciendo drásticamente la transmisión”.

Finalmente, concluyó que “estas propiedades hicieron de MK-4482 / EIDD / 2801 un poderoso candidato para el control farmacológico de la enfermedad de COVID-19”.

Fuente Medios