En el momento en donde la palabra “vendimia” está en todos los portales informativos por  las fiestas departamentales y las elecciones de las reinas y en donde los productores están discutiendo la crisis vitivinícola y la dificultad para levantar las cosecha… se celebra el día del verdadero protagonista vendimial. 

El Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas destaca en su página online: “El vino es el resultado del trabajo en conjunto de diferentes personas. Muchos realizan su tarea sin ser conocidos, es por ello que hoy 1 de febrero se les da el reconocimiento y homenaje debido por su trabajo en el Día del Trabajador Vitivinícola en Argentina”.

Es importante destacar que el día de asueto en la actividad se traslada al lunes 4 de Febrero según lo indica el Convenio Colectivo.

Se estableció esta fecha en la Convención Colectiva de Trabajo, celebrada en Buenos Aires el 27 de junio de 1975. Más tarde en 1991 se firmó un acta acuerdo en San Rafael a partir de la cual el 1 de febrero es feriado para esos trabajadores.

Nuestro reconocimiento a quienes trabajan diariamente con mucho esfuerzo y dedicación en todo el proceso de la vitivinicultura, desde quién cuida la vid y la cosecha hasta quién la trasforma en vino y la lleva a las mesas de todo el mundo.

Por Redacción.