Este feriado en el que se venera al Patrono de los mendocinos, corta la semana y el ritmo que los comerciantes comienzan a tener no lo quieren perder. Es por eso que optaron la mayoría en abrir sus puertas medio día.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Todos los años se respeta la tradición o el mito de que si se trabaja en el día del Patrono y protector de los mendocinos, tiembla. Lo cierto es que los comerciantes más allá de las tradiciones, decidieron abrir medio día para que no bajen las ventas, y no «tiemblen los números luego», aseguró un comerciante de San Martín que asegura «hay que abrir igual. Las cosas como están para nosotros y las ventas no son muy alentadoras. Que me perdone el patrono pero que tiemble todo lo que quiera, debo llegar a pagar las boletas como sea».

La calma antes del temporal

La tranquilidad y orden vial se verá resentido en el día de mañana con el regreso a las aulas de los chicos. El centro se verá colapsado nuevamente en los horarios pico y desde la Policía Vial Municipal ya se preparan los operativos a la salida de las escuelas. En tanto los comerciantes aseguran que «es un beneficio el movimiento que se genera con las escuelas, luego de las vacaciones ya se vende para el día del niño y las ventas aumentan».

Por Redacción.