Se espera en la provincia un descenso destacado de la temperatura con lluvias aisladas para el fin de semana. Además el Servicio Meteorológico Nacional mantiene vigente una alerta por vientos intensos en Cordillera.

Para este viernes, el pronóstico indica cielo parcialmente nublado con vientos leves a moderados del sector sur. La máxima estimada es de 22°C y la mínima de 7°C.

Pero la inestabilidad comenzará a sentirse mediante la madrugada del sábado. Esperándose precipitaciones aisladas con una máxima que no podría superar los 13°C.

El domingo continuará el frío con una mínima pronosticada de 3°C y el comienzo de la semana entrante será de condiciones similares.

Por Redacción