Cornejo se reunió con el Presidente y se decretó extender el gravamen del 12% un año más.

Después de un ida y vuelta entre el Gobierno y las entidades vitivinícolas, los vinos espumantes no tendrán impuestos internos hasta fines de 2018. El decreto afecta también al champagne.

Desde Nación, decidieron extender la excepción al gravamen del 12% previsto por ley. Uno de los principales objetivos del Gobierno es promover y agrandar las economías regionales, para que la competitividad vitivinícola sea más eficiente y el mercado más próspero.

El Gobernador, Alfredo Cornejo había anticipado hace un tiempo que este impuesto no regiría para nuestra provincia. Por ahora, hasta el 2019 los espumantes y champañas lograron evadir el impuesto que según productores complicaría aún más la producción.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza.