Empleados de la oficina fiscal de San Martín utilizan en forma de protesta cascos y barbijos, por el alto riesgo edilicio que presenta la sede. La misma funciona en la comisaría N° 12 del Departamento y trabajan más de 50 personas en una habitación de medidas muy reducidas. «Es un riesgo enorme con el que trabajamos todos los días y nadie nos escucha».

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

La oficina fiscal está ubicada en calle España al 100 y el edificio fue declarado por el Ministerio de Seguridad como inhabilitado y aún funcionan las oficinas. «Trabajamos con un riesgo muy grande. Tomamos esta medida porque nadie nos escucha. Somos más de 50 personas en un cuarto de 6×6. El edificio es del año 30 y no tiene columnas. No tenemos salida de emergencias, atendemos a detenidos, victimas en el mismo lugar. Usamos barbijos porque el olor a cloacas es insalubre, además hay cucarachas, y bichos de los que se imaginen», aseguraron los trabajadores de la fiscalía.

Además aseguraron que: «nuestra prioridad es la gente, no podemos dejar de atender, ya que nuestra jurisdicción es muy grande. Pero tampoco podemos seguir trabajando así. Desde el gremio no se han arrimado a preguntar ni ver como estamos. Aca se atienden más de 80 personas al día, con guardias las 24 horas. Es muy grande el riesgo que se corre», finalizaron los empleados de la fiscalía.

En tanto, si bien desde el Ministerio se realizaron las inspecciones y se está buscando un lugar para trasladar ambas dependencias, las horas corren y el edificio es una trampa mortal para cientos de personas. Cuando se consultó a las autoridades ministeriales, se minimizó la situación y queda en evidencia la gravedad de la situación con los relatos de quienes a diario trabajan en el edificio.

Por Redacción