Debido a La caída del consumo, Garbarino, tuvo que renegociar con bancos locales una deuda de unos $4.000 millones. Otras firmas similares, como Ribeiro, solicitaron el Preceso Preventivo de Crisis.

«Es diferir el pago de intereses», declararon desde la empresa a Infobae. «Hay un significativo alivio financiero para la empresa y los bancos están conformes porque se les va a pagar toda la deuda», anunciaron.

Los bancos Santander y Galicia, tienen el 70% del total de la deuda, el resto está en manos de HSBC, Patagonia, Banco Nación, Ciudad, Provincia y Bancor.

Los bancos se habrían quedado con un poder para, eventualmente, evaluar compradores y vender la empresa.

«Está todo más estable. Apostamos a que el consumo va a mejorar», explican desde la compañía.

Fuente: Infobae