Imagen ilustrativa

Los usuarios de la red de gas de todo el país deberán afrontar un cargo extra en sus facturas desde enero y por 24 meses para compensar a las empresas por la devaluación del peso, según consta en una resolución de la Secretaría de Energía publicada en el Boletín Oficial este viernes.

El Gobierno pretende poner fin de esta manera a una disputa entre las compañías productoras y las distribuidoras de gas. Ocurre que el precio del gas está dolarizado y, cuando se acordó el aumento en las tarifas de abril, se previeron contratos a un tipo de cambio de unos $20,55.

Con la devaluación de la moneda, las productoras pretendieron hacer valer esos contratos y las distribuidoras indicaron que debían trasladar a los usuarios los movimientos abruptos del tipo de cambio.

Las distribuidoras cobran un cargo fijo por llevar el gas a los hogares, que está regulado, y un cargo variable por cada metro cúbico, que también está normado y depende del precio de producción. Si aumenta este último precio, eso se traslada a los hogares, comercios y empresas que tienen gas de red.

El salto del tipo de cambio desde los $20,55 a los valores actuales significó una deuda de 10.000 millones de pesos a favor de las petroleras y productoras de gas.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, resolvió trasladar ese saldo a los usuarios en 24 cuotas fijas a partir de enero. El cargo adicional deberá figurar en la factura de gas, discriminado del consumo del período y de los otros ítems que se pagan con cada boleta.

«Dispónese, en forma transitoria y extraordinaria, que para las diferencias entre el precio del gas previsto en los contratos y el precio de gas reconocido en las tarifas finales de las prestadoras del servicio de distribución, valorizadas por el volumen de gas comprado desde el 1 de abril y hasta el 30 de setiembre de 2018, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) instruirá a las prestadoras del servicio de distribución al recupero del crédito a favor de los productores en línea separada en la factura de sus usuarios, en veinticuatro cuotas a partir del 1 de enero de 2019», se lee en la resolución 20/2018 de la Secretaría de Energía.

Los usuarios pagarán esa diferencia en función del consumo de gas que hayan efectuado entre abril y septiembre, el periodo más frío y de mayor demanda de fluido. Cuanto más gas hayan usado, mayor será el saldo que deban cubrir durante los próximos dos años.

Además, los usuarios se harán cargo del interés que corresponde a esa financiación, en función de la tasa pasiva para plazos fijos del Banco Nación, «incluyendo un plazo de sesenta días que compense la diferencia entre la fecha de facturación y el efectivo pago». Esa tasa ronda en la actualidad el 20 por ciento anual.

Fuente: Medios