Las 22 empresas que producen gas natural en la Argentina embolsarán unos $ 70.000 millones en 30 meses a partir del 1 de enero de 2019, por la compensación de los usuarios ante la devaluación y el pago de incentivos a la producción.

Unos $ 10.000 millones serán transferidos por los usuarios en 24 cuotas, con interés, a las empresas distribuidoras, que a su vez se lo pasarán a las productoras de gas para compensarlas por el impacto de la devaluación en el precio del fluido.

El presidente Mauricio Macri y sus ministros ratificaron ayer en la reunión de Gabinete el avance de esta medida, a pesar de la avanzada opositora para intentar derogar en el Congreso la medida firmada por el secretario de Energía, Javier Iguacel, la semana pasada.

Iguacel consiguió el respaldo definitivo de Macri cuando ayer en la Casa Rosada le advirtió que si no se aplicaba esta compensación hubieran “llovido juicios” al Estado por parte de las empresas, porque la regulación de 1992 las ampara.

“No es ilegal ni inconstitucional, es un marco regulatorio que está vigente y que se dictó durante la presidencia de Carlos Menem”, apuntó el ministro de Justicia, Germán Garavano, al salir de la reunión con el Presidente.

Esos $ 10.000 millones, correspondientes a las facturas emitidas entre abril y setiembre de 2018, recaerán sobre las espaldas de los 8.207.409 usuarios contemplados en las ocho categorías de clientes residenciales, que consumen el 19% del total del fluido.

Fuente: Los Andes