El secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel, pasó por Mendoza e hizo declaraciones sobre la conversión de los vehículos a GNC.

Manifestó que es “la decisión más inteligente” debido a los reiterados aumentos de los combustibles y sobre la posibilidad de futuros incrementos.

“Con los nuevos proyectos que se están generando en Argentina, va a haber mucho gas y cada vez más barato. Una buena recomendación para cualquiera es convertirse al GNC porque en un año terminás de pagar el equipo y pagás mucho menos. Además es mejor para el ambiente”, indicó Iguacel.

Sin embargo, el GNC también ha aumentado prácticamente al mismo ritmo que el resto de los combustibles. O más.

Al inicio de la gestión de Mauricio Macri, en diciembre de 2010, el gas natural estaba en Mendoza a $5,19. En enero, tras el primer aumento de los combustibles de un 6% en la era “Cambiemos”, el GNC no se quedó atrás y se incrementó un 10% quedando a $5,68.

La escalada de aumentos no paró y a medida que subía el combustible, también se incrementaba el precio del gas natural comprimido.

Actualmente, dependiendo de la estación de servicio, el GNC varía algunos centavos, y en promedio cuesta $16,70. Esto significa que el aumento, desde que Macri asumió, hasta el momento es del 221,77%.

Mientras tanto, el precio de los combustibles en lo que va de de la era Macri se incrementaron 19 veces.

Fuente: UNO