El Gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, tiene proyectada una reforma integral del Código de Faltas para el 2018.

Dicha reforma cuenta con el argumento de lograr una convivencia pacífica. Es por esto que el mandatario señala poner un límite a los conocidos trapitos para darle fin a la mendicidad violenta.

Por lo tanto, junto al intendente de Ciudad, Rodolfo Suárez, trabajan  para terminar con la misma y se plantean una serie de sanciones como multas y trabajos solidarios, ya que considera que la prisión es para delitos de mayor gravedad.

A partir de dichas declaraciones, las personas podrán realizar la denuncia a la policía, solicitando el cese de acción y los preventores tendrán la facultad de pedir la documentación correspondiente a los trapitos que estén alterando el orden.

El intendente de Ciudad remarcó a los medios que esto deberá ir acompañado de políticas que tengan que ver con la inserción laboral. Que exista capacitación para aquellos que se dediquen a cuidar y limpiar coches, ya que hay empresas que necesitan mano de obra y no tienen.

Por Redacción