La demanda de profesionales con vocaciA?n de enfermeros ha llegado a un punto crA�tico en los hospitales, clA�nicas y centros de salud de toda Argentina. Por esta razA?n, desde el Gobierno de la NaciA?n lanzaron un plan de becas para incentivar su estudio. Los aportes serA?n incrementados a medida que avance en la carrera y cumplan con requisitos mA�nimos de promocionalidad de materias y asistencias a clases.

La modalidad de acceso es a travA�s del conocido y probado sistema PROGRESAR, que permite que miles de estudiantes de todo el paA�s inicien sus estudios terciarios y universitarios. Esto permite un control mA?s detallado de la evoluciA?n acadA�mica y un seguimiento de los fondos que mes a mes son debitados en las cuentas personales de los becados.

El fin que persigue es el de a�?habilitar el acceso, permanencia y promociA?n en la esfera de la educaciA?n superior de estudiantes de la carrera de enfermerA�a que cuenten con escasos recursos econA?micos, promoviendo la equidad e igualdad de oportunidadesa�?, segA?n consta en la resoluciA?n emanada desde el Ministerio de EducaciA?n de la NaciA?n.

Los montos se ajustan de acuerdo a la etapa de la carrera en la que se encuentres los beneficiarios. Quienes estA�n cursando el primer aA�o cobrarA?n un importe mensual de $1.800. Una suma que irA? en aumento de acuerdo progrese en sus estudios. AsA�, los que estA�n en segundo aA�o cobrarA?n $2.200, $2.900 en tercero, $3.800 en cuarto y finalmente, $4.900 en quinto. Valores que se ajustarA?n de acuerdo a si la carrera escogida tiene una duraciA?n de tres a cinco aA�os.

Los requisitos para acceder son similares a otras lA�neas existentes. Los postulantes deben ser mayores de 18 aA�os, contar con DNI argentino o naturalizado y no adeudar materias del ciclo secundario. AdemA?s deberA?n estar inscriptos o cursando alguna de las carreras de enfermerA�a disponibles en su ciudad, ya sea de carA?cter de licenciatura universitaria, profesorado o tA�cnico, siempre y cuando cuenten con habilitaciA?n oficial.

AdemA?s deberA?n cumplir con dos etapas de evaluaciA?n. La primera de carA?cter socioeconA?mico en la que se constate que no el postulante o su grupo familiar no perciben remuneraciones o ingresos superiores a tres salarios mA�nimos vitales y mA?viles, es decir, un total de $28.500. Una cifra para la que se tendrA?n en cuentaA� la suma de las remuneraciones brutas de los trabajadores en relaciA?n de dependencia registrados, la asignaciA?n familiar por maternidad o maternidad down, con exclusiA?n de las horas extras; el plus por zona desfavorable y el sueldo anual complementario; las rentas de referencia de los trabajadores autA?nomos y monotributistas; los haberes de jubilaciA?n y pensiA?n, al monto de la prestaciA?n por desempleo y las sumas brutas originadas en prestaciones contributivas y/o no contributivas de cualquier A�ndole.

QuedarA?n excluidos todos aquellos postulantes que ya cuenten con algA?n tipo de beca o financiamiento de estudios, ya sea proveniente del Estado, universidades o fundaciones. Tampoco podrA?n acceder quienes ya estA�n cursando la carrera pero que su desempeA�o acadA�mico no sea el adecuado y tengan un atraso de hasta dos aA�os en el cumplimiento del plan de estudios.

Una vez recibida la beca, deberA?n asegurarse de no quedar libres por faltas y aprobar al menos el 50% de las materias por cada aA�o acadA�mico.

Por JesA?s Sanchez.