Se trata de Sergio Rosales, quien se desempeñana como chofer de smbulancia del Hospital Perrupato.
«Ahora me tocó a mí» había esbozado a sus amigos y compañeros de trabajo, mientras lo ingresaban al pabellón de enfermos de Covid19 del nosocomio en el que trabajabó hasta hace unas semanas.

Desde las redes oficinales del Hospital Perrupato comunicaron la triste noticia, que es compartida con gran dolor por sus seres queridos y allegados.