Tras la inesperada muerte de Chester Bennington, el líder de Linkin Park, quien se quitó la vida en su mansión de Los Ángeles. La noticia impactó no solo entre sus fanáticos y familiares, sino en las redes sociales, desde donde se mostraron signos de pésame y condolencias por su partida a los 41 años.

Pero no todo el mundo respetó ese momento, ya que un hacker pudo ingresar en la cuenta de Twitter de la esposa de Chester, Talinda Bennington, y comenzó a escribir desagradables mensajes contra el músico.

Fueron tres publicaciones en su perfil que luego fueron eliminadas. El pirata informático hizo aseveraciones ridículas sobre la mujer y el artista. «Me pregunto si es el momento de decirlo, pero estuve engañando a Chester con Mike Shinoda…», fue el primero de los mensajes.

«No se suicidó, murió después de que se colgara a sí mismo… tengo pruebas», continuó el desalmado hacker. Y finalizó: «En realidad nunca lo amé, y no fui ‘hackeada’, solo estaba con él por el dinero. Duele decirlo».

Las críticas no se hicieron esperar y fueron decenas de personas los que insultaron al desconocido pirata, hasta que la mujer decidió borrar los tuits.