Todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. Hoy 21 de marzo es el DA�a Mundial de las personas con SA�ndrome de Down.

En los A?ltimos aA�os es mucho lo que se ha avanzado en materia de reconocimiento de la diversidad y las diferentes posibilidades de aquellas personas con alguna disminuciA?n en su capacidad.

La cultura del respeto a las diferencias sobre la base de la igualdad es esencial de todos los seres humanos y no sA?lo implica un acto de justicia, sino que enriquece a toda la sociedad.

El 21 de marzo ha sido elegido DA�a Mundial de las Personas con SA�ndrome de Down, como reconocimiento y homenaje en todo el mundo a los esfuerzos que realizan quienes han nacido con la diferencia genA�tica que los caracteriza. Mucho se ha hecho, pero mucho falta por hacer y es enorme lo que han demostrado las personas con dicho sA�ndrome sobre sus capacidades y voluntad de desarrollo personal.

Los gobiernos en todo el mundo estA?n evolucionando positivamente en torno a los reconocimientos y facilidades necesarias para allanar el camino a la integraciA?n.

Por eso, llama la atenciA?n que no se responda a la muy justa queja de la AsociaciA?n SA�ndrome de Down de la RepA?blica Argentina (Asdra), que reiteradamente reclama que el Servicio Nacional de RehabilitaciA?n (SNR) facilite la obtenciA?n y renovaciA?n del Certificado Asnico de Discapacidad (CUD) de las personas que tienen ese sA�ndrome con la sola presentaciA?n de un certificado genA�tico. Las autoridades sostienen que es necesario que en el diagnA?stico se indique la etiologA�a, junto con su secuela.

Esa exigencia exhibe un notorio desconocimiento, un exceso burocrA?tico inadmisible y un sometimiento a la persona que solicita su certificado a la obligaciA?n de demostrar lo que es evidente.

Por RedacciA?n