El día de hoy la pequeña caricatura querida por todos los argentinos cumple 53 años. El personaje ideado y  creado por Joaquín Salvador Lavado Tejón, conocido como Quino, apareció en su primera edición el 29 de septiembre de 1964 en el semanario Primera Plana.

Pero la realidad es que Mafalda nació un año antes, en 1963, cuando su creador realizó una historieta para la publicidad de una marca de electrodomésticos Mansfield, de la empresa Siam Di Tella. Quino representó a través de un dibujo a una familia formada por un matrimonio de clase media con 2 hijos, un pequeño y una pequeña.

Primero Mafalda sería una historieta para promocionar una nueva línea de electrodomésticos llamada Mansfield. La agencia Agnes Publicidad le encargó el trabajo a Miguel Brascó, pero como él tenía otros compromisos, se lo pasó a Joaquín. Esto fue en 1963. Aunque la campaña jamás se hizo y las 8 tiras que dibujó quedaron guardadas en un cajón.

Al año siguiente Julián Delgado, secretario de redacción de Primera Plana, le pidió una historieta. Entonces rescató esas tiras y Mafalda hizo su debut.

Cuando el personaje apareció en Primera Plana, ya no tenía ningún tipo de vínculo comercial con la marca. En un comienzo sólo aparecía Mafalda y sus padres, pero con el tiempo, el autor agregó más personajes como los famosos amigos Felipe, Susanita, Manolito, Miguelito, Libertad, y su hermano Guille.

A pesar del gran éxito de Mafalda en Argentina y en distintos países del mundo, su última aparición fue en 1973 en una tira que publicó en el semanario Siete Días. Una semana anterior a ésto, Susanita adelantó el final de la historieta a los lectores: «Ustedes no digan nada que yo les dije, pero parece que por el preciso y exacto lapso de un tiempito los lectores que estén hartos de nosotros van a poder gozar de nuestra grata ausencia dentro de muy poco».

Una semana después, fue Mafalda quien tomó la palabra y relató: «Dice el director que bueno, que a partir de hoy podemos darle un descanso a los lectores, pero que si alguno de nosotros se mudara, trasladara o apareciera en otra revista o diario, él a patadas nos agarraría».

Fuente: La Nación