El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo presentó en su discurso de la Asamblea Legislativa un nuevo proyecto de viviendas, Mendoza Construye, para revitalizar el Instituto Provincial de la Vivienda. En dicho organismo, la mayoría de las soluciones serán para familias que ganen hasta dos salarios mínimos. Estas son las alternativas para la clase media.

El Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) busca que más de 60 mil familias de la provincia consigan adquirir una vivienda propia. Las opciones que ofrecen son: programa de ahorro previo (para aquellos que tengan un terreno), promoción de la vivienda social, hábitat y asociación público privada (destinado a clase media). En tanto, a dichas líneas de crédito, se suma el programa Mendoza Construye, lanzado este 1 de mayo.

Según trascendió en medios, hace algunas semanas, el IPV firmó un acuerdo con el Banco Nación y anunció que actuará como desarrollador de los proyectos habitacionales para familias con ingresos de más de dos salarios mínimos. El titular del organismo, Damián Salamone adelantó a dichos medios, que aún no están abiertas las inscripciones pero que ya se corrigió el convenio y «están a la espera de su firma».

Además, el funcionario indicó que este nuevo programa surgió para dar respuesta a la demanda de la clase media ya que el Plan Nacional de Vivienda sólo financiaba a aquellas familias que ganen menos de dos salarios mínimo vital y móvil ($9.500).

En los próximos días se habilitará una página web para familias interesadas en inscribirse.

Programas del IPV

1. Promoción de la Vivienda Social 

Esta línea de acción está destinada a grupos familiares con ingresos de hasta 2 salarios mínimos. El financiamiento contempla una vivienda nueva. Este programa será financiado con fondos internacionales, nacionales y provinciales.

2. Ahorro previo (programa provincial)

Esta línea de acción está destinada a grupos familiares con ingresos superiores a $ 21.000, propietarios de un lote urbanizado y con capacidad de ahorro para afrontar el 30% del valor total de la vivienda.

El financiamiento contempla construcción de vivienda nueva según tres alternativas: 55, 69 y 80 metros cuadrados o la terminación de la casa propia.

Fuente: Medios