La Cámara Federal de Casación Penal rechazó los planteos hechos por los puesteros de la feria La Salada, en el conurbano bonaerense, que pretendían el archivo de la causa penal que se les sigue por la venta de vestimenta con marcas adulteradas.

Con la desestimación de los recursos presentados por el defensor público oficial Leandro Sevillano, el máximo tribunal penal del país dejó habilitado el juicio oral contra siete imputados que son investigados por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional número 2 de San Martín.

Los camaristas Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani declararon “inadmisibles” a los planteos porque los recursos no estaban dirigidos contra una sentencia definitiva, equiparable a tal o de “imposible reparación ulterior”.

Por Redacción