Fotos: Adrian Grucci

Julio Le Parc volvió a Pamira, la tierra que lo vio nacer, para ser homenajeado. Se le impuso su nombre a la calle Uriburu, además de dejar su huella en la piedra fundamental del parque ubicado en Carril San Pedro y Ruta provincial 50, también de Palmira.

Julio arribó ayer al distrito jarillero alrededor de las 19 acompañado de su hijo Yamil Le Parc. Fue recibido por el anfitrión del departamento, el intendente Jorge Giménez, y decenas de vecinos que se acercaron para entregarle obsequios y saludarlo. Allí se reencontró con amigos de la infancia en una bienvenida muy emotiva.

En la esquina donde se ubica el banco Credicoop de Palmira, se descubrió la placa y se leyó la ordenanza Municipal con la nueva denominación de esa intersección. El mismo Julio Le Parc inauguró la calle a su nombre y fue ovacionado por el público presente.

«Se lo merece. Es tan nuestro como del mundo este gran artista», comentaron amigos de la infancia de Julio.

Luego, Le Parc se trasladó al ex Parque René Favaloro para plasmar su huella en la piedra fundamental que quedó a su nombre. El extenso predio que se está remodelando para ser disfrutado por todos los palmirenses llevará el nombre de este gran artista. “Estoy pensando qué hacer con los 30 años de vida que me quedan para estar a la altura de estos homenajes», expresó Le Parc, sin perder el sentido del humor que lo caracteriza.

El Intendente Jorge Giménez comentó al respecto: «Julio ha sido un gran embajador de Palmira, Mendoza, de Argentina en el mundo. La idea era homenajearlo como corresponde aquí en su tierra donde creció».

En esta ocasión Julio Le Parc fue declarado por el Concejo Deliberante de San Martín como Ciudadano Ilustre y Embajador de la Bonarda en Europa. El Presidente del Concejo Bartolomé Robles, invitó a todos los ediles presentes para saludar de manera formal y agradecer al artista de raíces jarilleras, el aceptar los homenajes y tener la predisposición de visitar nuevamente el departamento.

Los actos culminaron con un regalo bien mendocino y argentino. Raíces Huarpes le regaló al artista un malambo y una zamba, piezas en las cuales se lucieron los pequeños bailarines del ballet municipal. Además se le obsequió una camiseta del Club Atlético Palmira y las insignias de la Fraternidad Ferroviaria.

Por Redacción