Imagen Gentileza

El día de ayer dos policías patrullaban el distrito de Orfila del departamento Junín, cuando encontraron a una mujer que estaba a punto de parir dentro de un auto que se había roto.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Ambos la asistieron para trasladarla al hospital, pero no llegó y comenzó con trabajo de parto en la patrulla, ambos debieron recibir al bebé y ayudar a la mujer con los cuidados primordiales para su hijo y ella.

Ellos son, Pablo Perretti y Dario Sosa, dos policías de la Subcomisaria La Colonia, de Junín.

Cuando  llegaron al hospital se procedió a cortar el cordón umbilical y comenzaron los exámenes médicos que dieron como resultado, por suerte, que tanto la mamá como el niño estaban en perfecto estado de salud.

El pequeño pesó cuatro kilos y el padre, en honor a a los efectivos, le pondrá sus nombres. Los parteros le regalaron al bebé su primera muda de ropa.

Por Redacción