La semana pasada vecinos de Junín presentaron un reclamo a nuestro medio por el mal desempeño de labores en el supermercado Super Abasto, ubicado en Avenida Mitre.

Los mismos señalaban que empleados del comercio trasladan carros y samping cargados de un lugar a otro por la vereda, causando destrucción y estorbando el paso de los peatones de manera consecuente, ya que los operarios de los autoelevadores, no se percatan de que la gente circula libremente por esa zona del Departamento.

Ante esta situación, el Municipio decidió intimar al comercio por ordenanza N° 222/17, al cumplimiento de la norma que prohíbe las maniobras que realiza, y de no ser así puede ser multado o incluso clausurado.

2634 se comunicó con el Secretario de Gobierno del departamento de Junín, Ricardo Morcos, quien comentó que el día viernes luego de los reclamos recibidos por parte de los vecinos, enviaron a los inspectores al comercio denunciado para realizar una serie de notificaciones, junto a actas administrativas correspondientes al caso. En el mismo se le pidió y remarcó a Walter Ríos, dueño del Abasto que cumpla con la ordenanza y la convivencia lógica.

Por lo tanto, se le solicitó que la basura, tanto cartones, como cajas que se retiran del interior del supermercado, sean trasladas a un contenedor que se encuentra frente del mismo, además que se cumpla el horario de carga y descarga, y que para evitar riesgo a los peatones no se circule con samping por las veredas.

Morcos asegura que el dueño del comercio no se opuso ante las notificaciones y afirmó que cumpliría con los detalles que impone la ordenanza.

A partir de hoy corre la intimación, que tiene un plazo de 7 días, y los inspectores estarán atentos a la reacción de los empleados del Abasto. De no cumplirse el Secretario de Gobierno aseguró que el municipio tomará las medidas que correspondan para solucionar el problema que afecta a los vecinos del Departamento.

Por Redacción