A través de las redes sociales se lleva adelante una campaña en contra de los operativos de poda que realiza la Comuna y se denuncia la mutilación de ejemplares.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Desde hace unos meses, una cuadrilla de municipales de Junín recorre barrios del departamento para realizar trabajos de poda. Los árboles fueron desramados en su totalidad y esto molestó de sobremanera a los vecinos frentistas.

Mendoza cuenta con la Ley Provincial de Arbolado Público Nº7874, en la cual se contempla al árbol como patrimonio natural y cultural. En esta misma ley se especifica que los Municipios son los encargados del mantenimiento y preservación de los mismos, además de detallar los tipos de tratamiento que se les deben hacer.

Es por esto que las denuncias recaen sobre el incumplimiento de esta norma y las primeras manifestaciones en contra de esta actividad desmedida fueron colgar carteles en los arboles con frases como: “no me mutiles”, además de hacerse viral en las redes sociales un mensaje a favor del cuidado de los árboles y decenas de comentarios negativos por esta medida del Municipio.

“Hoy nos toca salir a la calle para que todos se enteren que los árboles no merecen esta masacre. Ellos son fuente de vida, quieren crecer. Los invitamos a todos los vecinos de Junín a hacer su propio manifiesto a los árboles de su cuadra. No permitamos que sigan destruyendo nuestros espacios”, aseguran vecinos que participaron de la protesta colgando carteles.

“Yo quise sacar un árbol que era muy viejo en frente de casa, porque con una tormenta casi se me cae arriba de la casa. Hice de todo para que venga el municipio y me ayude a sacarlo porque corríamos riesgo. Me advirtieron que me multarían si lo cortaba de manera particular, y ahora vienen como si nada y cortan los arboles sin tener ningún cuidado. Sentimos que nos toman el pelo”, comentó una vecina del barrio La Colonia II.

Cabe destacar que Junín fue multado hace unos años por la Dirección de Recursos Naturales de la Provincia, por la poda y erradicación “sin autorización” de carolinos, aguaribayes y de olmos bola, que estaban en calle Espejo Oeste junto a un canal de riego.

Por Redacción