Según se publicó en el Boletín Oficial, no cumple la legislación alimentaria vigente.

A través de la disposición 5128/2018, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos Y Tecnología Médica (Anmat) prohibió la comercialización de un aceite de oliva mendocino por no cumplir con la legislación alimentaria vigente.

La marca prohibida es Finca San Agustín, elaborado por San Agustín (Mendoza) con fecha de elaboración 2017 y vencimiento 2019, RNE N° 02040963, RNPA N° 02167021.

A raíz de un monitoreo realizado se determinó que “no cumple la legislación alimentaria vigente”. Las conclusiones de la muestra determinaron que se trata de un “alimento adulterado”.

«No cumple con las especificaciones en lo que respecta al perfil de ácidos grasos por corresponder a una mezcla de aceites vegetales resultando un alimento adulterado y por consignar en el rótulo registros de autorizaciones de establecimiento y de producto inexistentes resultando ser un alimento falsamente rotulado y en consecuencia ilegal».

Asimismo, al «tratarse de productos que no pueden ser identificados en forma fehaciente y clara como producidos, elaborados y/o fraccionados en un establecimiento determinado», se resolvió que «no podrán ser elaborados en ninguna parte del país, ni comercializados ni expendidos en el territorio de la República».

Fuente: La Nación