Imagen ilustrativa

Luego del desalojo de PepsiCo y el repudio por la represión que se llevó a cabo en contra los trabajadores la Confederación General del Trabajo (CGT) anunció que realizará una movilización el 22 de agosto.

Si bien llamó la atención en organizaciones sociales y los propios trabajadores de PepsiCo el tiempo que falta para la marcha en protesta por algo que pasó hace unas horas, la convocatoria cegetista fue presionada por todos los sectores, sobre todo aquellos que estuvieron junto a los 600 despedidos en su plantón frente a las fuerzas represivas.

Ante esto Carlos Acuña, hizo responsable «al Poder Ejecutivo de que haya una desgracia en el país», además, señaló que «si no arreglan esta situación vamos de mal en peor».

Acuña se refirió también a la «desprotección» que existe en Argentina «con respecto al trabajo». También remarcó la «prudencia» (sic) que tuvo la CGT desde que asumió Cambiemos.

El gremialista también anunció que se tomará dos semanas para elaborar «un documento crítico» sobre la marcha del país. En ese sentido, dijo que lo emitirán el 28 de este mes.

Por Redacción