La comuna de Junín está terminando por estas horas la instalación de una gran malla de paneles solares que permitirá al edificio municipal abastecerse de la energía que consume. El proyecto, que está en plena ejecución y será puesto en marcha en días más, forma parte del Programa Junín Punto Limpio, que nació en 2013 y que tiene en el reciclado de materiales y el uso de energías limpias su principal actividad.

La idea de que el municipio genere a través de paneles solares buena parte de la energía que consumen sus oficinas nació en 2018, mientras la comuna buscaba alternativas para abaratar los costos de reconvertir a led, las lámparas de sodio del alumbrado público.

“La comuna hizo contacto con la firma Hi-Tech Factory, una empresa argentina con base en Buenos Aires y con la que acordamos montar en Junín, una planta de reconversión de lámparas de sodio a led”, explicó el intendente Mario Abed: “Es un proyecto en el que ya estamos trabajando; de esa relación con la empresa surgió este segundo proyecto, el de montar una red de paneles solares para alimentar al edificio municipal”.

Por estas horas, los paneles solares son ensamblados a una plataforma de cemento que se construyó junto al edificio municipal; desde allí y a través de celdas fotovoltaicas, la energía lumínica se transformará en eléctrica y será conducida hacia una subestación cercana.

Fuente: Diario Los Andes