Este martes, Alfredo Cornejo realizó el tercer discurso ante la Asamblea Legislativa. Frente a esto, el sector obrero hizo escuchar su voz.

Miles de personas exigieron el freno del tarifazo, la reapertura de paritarias, la oposición al fracking, el repudio al cierre de IES y cursos y la reincorporación de despedidos, ante una Legislatura nuevamente vallada.

Detrás del vallado policial en el discurso en la apertura de la Asamblea Legislativa, miles de trabajadores encabezaron un acto para rechazar el ajuste aplicado por el Gobernador en Mendoza.

Convocada por las tres centrales obreras (CTA de los Trabajadores, CGT y CTA Autónoma) –con la adhesión de organizaciones sociales, estudiantiles, populares, de jubilados y defensoras de los Derechos Humanos- la manifestación se centró en varios reclamos del sector que son incumplidos por el oficialismo.

Gustavo Correa, secretario general de la CTA de los Trabajadores, expresó que en su discurso, Cornejo ignoró anuncios tales como “la reapertura de las paritarias, porque hemos perdido el poder adquisitivo, ya que en Mendoza transcurrimos un proceso inflacionario que superó ampliamente el aumento salarial; que aplicara la cláusula de gatillo de noviembre ahora, porque la suba otorgada en enero se licuó en dos meses; que dijera que no perseguiría más a los trabajadores y dejara de criminalizar la protesta, generando un diálogo pacífico; que tuviera una posición clara sobre el fracking, pero defendió su decreto dándole una vez más la espalda al pueblo”.

El secretario general, además cuestionó la reforma laboral que apoya el Gobierno mendocino. “Es un requerimiento del FMI, una condición para otorgarle préstamos a la Argentina. Una reforma que atrasa en los derechos de los trabajadores, en la economía popular y en la generación de trabajo en Argentina”, remarcó.

Asimismo, el dirigente gremial criticó a las políticas de Cambia Mendoza y expresó: “estamos aún más empobrecidos que el año pasado”. “Con el tarifazo, la suba de la inflación, la pérdida de poder adquisitivo, despidos, la baja de consumo y la falta de empleo, se ha perdido una cadena importante que ajusta directamente a los trabajadores y a la generación de trabajo”, reflexionó.

Por último, Correas planteó que:  “lo único que tenemos para festejar es el camino de la construcción de unidad en la calle; la unidad de los trabajadores, de los estudiantes, de las organizaciones sociales, de los jubilados y el pueblo”.

Por Redacción