José Luis Espert fue habilitado a competir en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 11 de agosto próximo. Así lo resolvió la jueza María Romilda Servini de Cubría, que rechazó una impugnación presentada por el afiliado de Unite Claudio Gabriel Molina.

La postulación de Espert, cuyo compañero de fórmula será el periodista Luis Rosales, se puso en duda la semana pasada cuando el senador Miguel Ángel Pichetto selló una inesperada alianza con el partido UNIR, que lidera el dirigente Alberto Asseff y que era el sustento legal con el que preveía inscribir su candidatura presidencial el economista.

El oficialismo se había entusiasmado con la maniobra del candidato a vicepresidente de Mauricio Macri porque estimaban que Espert podía quedar inhabilitado para presentar su boleta. En la Casa Rosada distinguen al economista como un obstáculo porque recolecta simpatizantes en un electorado que acompañó al Presidente en los últimos años. Algunas encuestas le daban entre 2 y 3 puntos (algunas incluso hasta 5), una cifra determinante en una contienda que se presume codo a codo con el kirchnerismo. Esos sondeos podrían haberse alterado después de la pulseada entre Espert y el Gobierno, según algunos estudios de opinión que se divulgaron tras el cierre de listas del sábado pasado.

“Quiero compartir con ustedes que a pesar de las adversidades la fórmula Espert-Rosales competirá en las próximas elecciones por la presidencia de la Nación. Nos invade una profunda alegría y emoción por este gran trabajo en equipo”, escribió anoche en Twitter el economista.

Y añadió: “Agradecemos a Unite por habernos facilitado su sello partidario para competir, sin pedirnos ninguna candidatura a cambio y poder así defender nuestras ideas liberales”.

Tras la maniobra de Pichetto, Espert consiguió un nuevo partido con personería nacional como plataforma jurídica. Se llama Unite, el mismo sello que llevó como candidata a legisladora provincial a la panelista Amalia Granata, que representó al sector celeste, que defiende la lucha en contra del aborto y la ideología de género.

En la resolución, Servini de Cubría rechazó el pedido de impugnación presentado por Molina, quien recurrió a la Justicia alegando ser el precandidato de la lista Somos Patria, Vida y Familia.

Fuente La Nación.