La venta de automóviles usados se derrumbó 19,8% en noviembre, en comparación con el mismo mes del año pasado, informó la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

En el undécimo mes del año se vendieron en el país 126.849 vehículos usados, cuando en el mismo mes del año anterior se habían comercializado unos 158.159 unidades.

En el acumulado de los once primeros meses del año, el volumen llegó a 1.601.132 unidades, lo que representa una retracción del 0,61% con respecto a igual período del año pasado, cuando se vendieron 1.610.906 vehículos.

Las agencias de autos usados registraron en noviembre una baja del 11,53% en su actividad respecto de octubre, cuando habían colocado 143.388 unidades.

Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor, dijo que la baja de casi 20% en noviembre conduce al sector a “cerrar un año con una administración austera de nuestros negocios”.

“Esto se debe al achicamiento de nuestra rentabilidad a causa de los precios contenidos de los autos usados con respecto a los cero kilómetro, que nos permite estar sobreviviendo en un mercado totalmente recesivo”, dijo el empresario en un comunicado de la CCA.

La cantidad de autos patentados durante noviembre tuvo una fuerte caída de 45,9 por ciento frente al mismo período del año pasado, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA).

El sector había comenzado a registrar balances negativos tras la marcada devaluación y la consecuente suba de precios, mientras en noviembre tocó el piso en lo que va del año, al superar la baja de 38,5% percibida a lo largo octubre.

En ese contexto, Príncipe dijo que los empresarios del sector del usado deben manejarse “dentro de este contexto sin posibilidades ni grandes esperanzas por el alerta que hizo el gobierno para los próximos meses” sobre un estiramiento de la recesión al menos hasta marzo.

Fuente: Medios