La inyección anticonceptiva para hombres tendría una tasa de efectividad de más de 97 %, sería reversible y sin efectos secundarios.

A partir del 2020, el Consejo Indio de Investigación Médica promete revolucionar la salud reproductiva en el mundo, con el primer anticonceptivo inyectable para hombres.

El anticonceptivo masculino estará disponible en unos 6 meses y en el formato de ampolletas, una vez que los desarrolladores hayan conseguido las aprobaciones regulatorias correspondientes.

El inhibidor reversible de esperma bajo guía, es el nombre científico del anticonceptivo inyectable para hombres. El compuesto base es el anhídrido maleico de estireno, que debe ser inyectado por un médico y bajo anestesia, en alguno de los dos conductos deferentes, que se encuentran cerca de los testículos y cuya función es llevar los espermatozoides ya maduros y almacenarlos hasta la uretra, donde se mezclarán con otros líquidos y saldrán al exterior durante la eyaculación.

El tratamiento tiene una duración de 13 años. Después de ese tiempo pierde sus efectos. Se desconoce la conveniencia y eficacia de repetir la dosis, una vez concluido el primer tratamiento. Sin embargo, ha trascendido que entre sus ventajas está la posibilidad de ser reversible, si el hombre desea volver a ser fértil, el paso de los espermatozoides puede volver a liberarse mediante otra inyección que disuelve el bloqueo.

Fuente: Medios