Un pequeño de 13 años, oriundo de Corrientes, necesita un trasplante de corazón con urgencia por lo que fue derivado al conocido hospital Garrahan de Buenos Aires, con el objetivo de que fuese admitido en la lista de transplantes. Pero no obtuvo una bueno respuesta.

El joven, llamado Fernando Almeida, sufre de miocardiopatía dilatada por influenza B, necesita una operación en carácter de urgencia.

Pero, por desgracia no podrá acceder por su condición familiar y social, así fue que lo determinó mediante un informe el Garrahan. Sin darle alguna solución al pequeño y condenándolo por su pobreza, deberá volver a Corrientes a esperar que su vida sea salvada por un milagro.

El adolescente llegó hace unas semanas al hospital de referencia Nacional, para ser incluido en la lista de espera de un corazón, el menor quedó internado en terapia intensiva, en la Unidad de Cuidados Cardiovasculares, en materia de trasplantes.

Luego de ser atendido por profesionales que evaluaron su situación, la conclusión a la que llegó el ateneo del Garrahan fue concisa, el mismo decía; Teniendo en cuenta el diagnóstico, la condición social y familiar (…) se concluye que el paciente no reúne criterios para ingresar en la lista de trasplante cardíaco del INCUCAI”.

Con dicho comunicado, junto a su madre María Elena, regresará a Virasoro, un pueblo del extremo norte de la provincia de Corrientes, donde aguardará que algo o alguien lo salve de una muerte segura.

El pequeño es el segundo de siete hermanos de una familia cuyo sostén es el padre, que trabaja como albañil haciendo trabajos de corto plazo en Virasoro para que su familia pueda comer.

Fuente: Ámbito Financiero