El Gobierno nacional convocará a audiencias públicas para los días entre el 3 y el 6 de septiembre para tratar nuevos aumentos en la tarifa del gas. El mismo está estimado en un 25% y comenzaría a regir desde el 1 de octubre.

Antes de la primera semana de septiembre, el Ministerio de Energía deberá fijar el nuevo valor de boca e pozo que regirá desde octubre y trasladar a las tarifas el ajuste por precios mayoristas (IPM) sobre los ingresos de transportistas y distribuidoras del producto, que se dieron en el semestre de marzo a agosto.

Actualmente el precio del gas en boca de pozo se está pagando a un tipo de cambio de $20,65, tal como estableció el Enargas al 1 de abril. Igualmente, en los hogares la tarifa está fijada desde abril a u$s4,68, es decir a $96,45 por unidad y esa es la deuda que reclaman las distribuidoras.

Por otro lado, el Gobierno viene reclamando una baja en el valor de boca de pozo a partir de octubre, para que el valor del gas para residenciales y pymes se fije en u$s 3,60 aproximadamente, pero el ex-ministro Juan José Aranguren lo había fijado en u$s 5,26 a partir de octubre y las empresas van a reclamar que eso se mantenga.

Fuente: Medios.