El intendente de Junín, Mario Abed, fue el último cacique en votar en el Este. Lo hizo a las 18 en la escuela Manuel Blanco Encalada y como cabala dio cierre a los comicios tocando la campana de la escuela. «Lo hago todos los años electorales. Toco la campana para dar cierre al trabajo, me voy a casa a descansar y a esperar resultados», expresó Abed.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

En tanto, los comicios según el jefe comunal se dieron con normalidad en el departamento salvo algunas «picardías internas» que se dan en los partidos, pero resolvió que fue una jornada tranquila. «Celebramos la democracia de esta manera. El hecho de que los ciudadanos podamos votar a los respresentantes y ejercer un derecho es para celebrarlo. Más allá de los resultados».

En cuanto a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias Abed comentó: «estas elecciones son nuevas, hay que ir aprendiendo de lo errores, mejorarlas a futuro, pero es el camino».

Los últimos reportes que manejó el mandatario en horas de la tarde fue que más del 80% del padrón -en el departamento- cumplió con su deber de votar.

Por Redacción