Nunca mejor aplicada la frase “no aclares que oscurece”. Maru Botana quedó en el ojo de la tormenta después de una publicación de la cuenta oficial de Twitter de Edenor, y en su defensa, mandó al frente a Alejandro, el papá de Tini Stoessel.

Desde Punta del Este, donde pasa las vacaciones con su numerosa familia, Maru publicó un texto en una historia de instagram, en el que se la notaba molesta con la situación.

“Entiendo el enojo y la decepción de todos. Ese local NO es mío, es la única franquicia que tengo. En este caso mi marca queda nombrada, pero yo Maru Botana, no tengo nada que ver. Pido disculpas y yo misma voy a solucionarlo”, sentenció.

Después la cocinera habló con algunos medios y dio más datos. “Yo no soy dueña. Ese local es una franquicia de Alejandro Stoessel”, le dijo a Diario Veloz. Y agregó otro detalle: “Por lo que tengo entendido, fue por falta de pago”.

Fuente: Diario Clarín