Luego de que se dieran a conocer detalles de la estafa millonaria que «Farmacias Del Pueblo” hizo a la mutual, saltaron a la luz profesionales involucrados en la estafa. Es el caso de la doctora Andrea Carrasco de Rivadavia, directora de gestión territorial de la obra social y su esposo Eduardo Manzur.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Ante esto, las autoridades de la obra social pidieron su renuncia por ser «cómplice» del ilícito.»No es incompatible ni irregular lo que hizo. Pero por lo que estamos haciendo acá adentro, es éticamente incorrecto», expresó Sergio Vergara.

La investigación se lleva adelante desde hace más de un año y llevó a recortar de 4000 a 1027 la cantidad de médicos prescriptores de la obra social.

La primera señal de alarma en torno a la situación de la directora de Gestión Territorial, Andrea Carrasco, surgió al constatar que el marido de la misma se encontraba dentro del grupo de médicos que estaban bajo la lupa por sobre-prescripciones. En total, 11 médicos eran investigados por atender a más de 100 afiliados por mes y uno de ellos era el marido de Carrasco.

«Lo empezamos a investigar y le dimos posibilidad de descargo, pero no contestó», explicó Vergara. Eso fue en junio, mes en el que se lo suspendió temporalmente como prescriptor de OSEP, pero con la opción de inscribirse como prestador para volver a atender a afiliados de la obra social.

El problema es que entre julio y septiembre las recetas empezaron a ser firmadas por su esposa, la directora Andrea Carrasco. «El 15 de septiembre me enteré de que ella estaba atendiendo pacientes y le dije que debía elegir entre ser prestadora médica o directora de la obra social», agregó el funcionario. Incluso, le pidió a Carrasco que presentara su renuncia.

Pese a que Carrasco cumplió con ese requisito, Vergara postergó hasta después de las elecciones su decisión y por estos días deberá expedirse al respecto. En un lado de la balanza están las aptitudes que demostró la directora en el trabajo de territorio que han realizado este año y medio, mientras que en el otro se la cuestiona por haber hecho lo mismo que están combatiendo en la obra social.

Aumento de controles

Un profesional de la institución se mostró consternado con la situación de la Dra. Carrasco y su esposo Eduardo Manzur, pero agregó “La gestión que se investiga a si mismo se legitima”, luego relató “la estafa se concretó con recetas que no poseían un usuario existente sino que fueron fraguadas por profesionales cómplices que firmaban firmó esas órdenes adulteradas, en las que sin haber un acto médico se prescribían medicamentos de alto valor e incidencia económica para la obra social”.

El descubrimiento de la situación de Manzur, esposo de Carrasco, no es casual. Sino que está enmarcado en un proceso de mejora de los controles que existen sobre los profesionales e instituciones que están vinculados a OSEP. Hace una semana, desde la Obra Social dieron a conocer que dos farmacias habían sido suspendidas por cobrar millones de pesos en base a recetas truchas que eran llenadas con la complicidad de médicos.

Este martes tres Galenos fueron denunciados penalmente por colaborar en esta maniobra fraudulenta que se detectó en las farmacias Kilómetro 11 (Guaymallén) y Del Pueblo (Junín). En un principio, desde OSEP aseguraron que cada farmacia se hacía con 500 mil pesos en efectivo por quincena, aunque los montos aún están siendo investigados.

Las auditorías comenzaron el año pasado y han servido para encontrar robos de recetas; irregularidades con los troqueles; robos de sellos por parte de pacientes, médicos y empleados; entre otros hechos.

Pero además de ello, han permitido optimizar el gasto de la obra social. Por ejemplo, en el año 2015 se gastaban 160 millones de pesos en medicamentos para el Hospital del Carmen, mientras que en el 2016 lo consumido bajó a 70 millones de pesos. Este año estiman que el gasto apenas superará los 40 millones de pesos, pese a los niveles de inflación que existieron en los últimos dos años.

«A partir del año pasado compramos de otra manera. Integramos a todas las administraciones (Hospital Del Carmen, Sanatorio Fleming y Dirección General), que hasta el 2016 compraban por separado. Este año compramos para todo unificado», explicó Vergara y dijo que se mejoró el sistema de seguimiento en tiempo real de los medicamentos.

Fuente: Diario Mdzol