Mendoza comienza a extraer sangre del cordón umbilical de recién nacidos, que se almacenará para poder ser utilizada en los trasplante de médula ósea. De esta forma, nuestra provincia se suma a otras regiones del país que ya recolectan en efectores estatales, todo es para ser enviado al Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical que está dentro del Hospital Garrahan de Buenos Aires.

De esta manera, en la mayoría de los casos del nacimiento suele desecharse el cordón, ahora puede aprovecharse para esta donación voluntaria que puede salvar vidas. Las otras  formas de conseguir células madre es por punción de la médula ósea de un donante o por la extracción de sangre, la cual pasa por una máquina que le quita las células madre y luego es devuelta a su donante sin ellas, pero ambos métodos son más invasivos que la propuesta de extracción desde el cordón umbilical.

Gabriela Hidalgo, quien es directora del Incaimen, destacó: “Este recurso se utiliza para trasplante en caso de enfermedades oncohematológicas (como leucemia y enfermedad de Hodgkin), genéticas (talasemia, mucopolisacaridosis) e inmunodeficiencias genéticas”.

Las madres tendrán que firmar un consentimiento 

Se debe tener en cuenta que este procedimiento sólo se puede realizar con el consentimiento de la madre. Hidalgo explicó que la mujer manifiesta su voluntad de ser donante luego de la semana 34 de gestación. En el efector donde se producirá el nacimiento, habrá una caja conservadora donde se colocará y trasladará la muestra. Luego del nacimiento del niño/a, la recolección de las células provenientes de la sangre del cordón se realiza en la sala de partos.

¿Qué se extrae en la donación de células madre?

Se trata de las células progenitoras hematopoyéticas (CPH), conocidas en la sociedad como «células madre», las que se encuentran en mayor concentración en el cordón umbilical y tienen la capacidad de renovar las células sanguíneas.

Su principal característica de importancia para la donación, es que son células inmaduras, por lo que pueden dividirse y diferenciarse para dar origen a todos los tipos celulares maduros de la sangre: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

¿Quiénes pueden donar?

· Mujeres mayores de 18 años.
· Con firma de consentimiento informado al nosocomio.
· Sin enfermedades neoplásicas, inmunológicas ni infectocontagiosas (como VIH y hepatitis C y B).
· Sólo en casos de embarazos únicos, no se podrá en casos de mellizos, gemelos o más.

Fuente: Prensa Mendoza – Sección Salud.