Los economistas Javier Milei y José Luis Espert visitaron Mendoza como parte de la campaña que lleva adelante la alianza Avanza Libertad en todo el país.

Los autodenominados «libertarios», Javier Milei y José Luis Espert llegaron a Mendoza luego de hacer campaña durante enero en la costa atlántica. De la mano de Luis Rosales y el partido Demócrata, se plantearon como una alternativa «para los mendocinos de bien que quieran abrazar las ideas de la libertad».


En diálogo con radio Nihuil, el verborragico economista mediático calificó de «pelotudo» a el ex jefe de gabinete macrista Marcos Peña, también dijo que Jaime Durán Barba es «un sorete» y aseguró que le metería «una patada en el traste» a todo el equipo económico que asesora al actual presidente Alberto Fernández.

Avanza Libertad es la alianza conformada por el partido Libertario, la Ucedé y el partido Anticorrupción que llevó a Espert y al mendocinos Rosales en su fórmula para la presidencia en 2019. En Mendoza, el partido Demócrata se une a sus filas y fue en la cede de su comité que los economistas y el periodista realizaron una conferencia de prensa. No más de 50 personas participaron del encuentro que se realizó en la mañana de este jueves pero la agenda incluye también una actividad en la plaza Independencia que se realizará a las 19.30 del viernes.

Mostrándose como una alternativa más a la derecha de Juntos por el Cambio y en las antípodas del kirchnerismo, Milei disparó munición gruesa contra todos. No se trata de ninguna sorpresa que elija términos duros y hasta irrespetuosos para referirse a otros dirigentes. Cuando fue consultado sobre la situación económica del país, el economista aseguró que el equipo económico de la actual gestión es «muy malo» y que «le pegaría una patada en el traste a todos». Es que, según sus argumentos, la utilización de keinesianas solo llevan a Argentina a retroceder en el mundo.

Ante esta situación, Milei afirmó que el partido que conforma podría al país «como una potencia mundial» si fuesen elegidos pero advirtió que el proceso tardaría 35 años. «El pensamiento a corto plazo nos ha llevado al atraso», señaló y propuso que «se deben abrazar las ideas de libertad que Argentina adoptó en 1860 para poder evolucionar».

Sobre la gestión económica del ex presidente Mauricio Macri, el dirigente libertario fue aún más rudo en sus palabras e indicó que el mayor problema fue la emisión de moneda y la falta de una política de shock que permitiera equilibrar la cuestión fiscal. No sólo trató de «pelotudo» a Marcos Peña y de «sorete» a Jaime Durán Barba, también dijo que el ex ministro de Hacienda Adolfo Prat Gay «es un keynesiano funcional a los intereses de los políticos».

Fuente: diario UNO