El pasado viernes fue hallada sin vida y calcinada la joven de San Rafael, Fernanda Pereyra en la ruta 6 entre el límite de la provincia de Neuquén y la de Mendoza.

La mujer de 26 años de edad estaba embarazada y era madre de dos pequeños más. Según las primeras pericias, fue asesinada, y luego quemada con cubiertas de auto.

La justicia dio a conocer que existe la posible imputación de cuatro personas en las próximas horas , aunque todavía se desconoce quienes serían.

Se trataría de un caso más de femicidio, ya que entre los sospechados se encuentra la ex pareja de la víctima, y sería el presunto padre del pequeño que llevaba en su vientre.

En las próximas horas se conocerán más detalles.

Por Redacción.